TALLER DE MASAJE TÁNTRICO EN BARCELONA

El masaje tántrico tiene más 5000 años de historia; un masaje que sirve para potenciar nuestra capacidad sensorial, y es famoso por su vinculación con la sensualidad y el erotismo, pero va mucho más allá.

Se practicaba ya en el antiguo Oriente; el masaje tántrico servía entre otras cosas para relajar los órganos a la vez que la mente. El masaje tántrico busca desactivar y relajar la mente para abrirnos a un mundo para sentir cada roce, cada sensación y cada instante. Las sensaciones toman el poder sobre los pensamientos.

El masaje busca despertar la energía interior a través de la meditación en el propio cuerpo y en el de la pareja. El masaje tántrico  puede resultar excitante, sin embargo, no busca el sexo, busca potenciar las sensaciones. Se logra desconectar de los problemas al mismo tiempo que fomenta las sensaciones.

Una vez que se logra desactivar los pensamientos y nos dedicamos a sentir es cuando se descubre la plenitud en cada sensación. El masajista logra eliminar el estrés y la negatividad y conduce a la persona hacia una gran sensación de paz.

Acerca del sexo tántrico:

Desde hace milenios y de manera constante la mayoría de las tradiciones  espirituales han obviado el tema del erotismo y de la sexualidad. Otras, simple y lamentablemente, lo han reprimido y lo han condenado sin eufemismos, teniendo para con esta actividad sagrada un conflicto, cuando no es ni más ni menos, que la que posibilita la continuación de la vida.

Solo palabras duras, gestos condenatorios de índole diversa y castigos para quienes se atrevieran a practicarlo y sobre todo, a gozar de él sin prejuicios ni perjuicios de ninguna índole.

El Tantrismo  ha sido y es una de las doctrinas y tradiciones que se ocupan del espíritu humano, considerando que el goce sexual constituye  una forma de alcanzar el equilibrio y la elevación espiritual.

En lo que atañe al acto sexual, que para el Tantrismo tiene el estatus de un ritual sagrado que recibe el nombre de MAITHUNA, El Tantrismo  enseña posturas, tipos de besos y caricias que pueden prodigarse los amantes.

Trabaja con la noción que milenios después en Occidente lo llamarían “zonas erógenas” y describe rituales de sexo tántrico  donde lo divino se filtra con el acto carnal permitiendo que los amantes fluyan hacia otros planos de la existencia.

Daremos un ejemplo de sexo profano y sexo tántrico:

Sexo profano Sexo Tántrico
Descarga de tensiones Retroalimentación energética
División hombre / mujer Fusión del hombre y la mujer
Se agota el deseo Se incrementa el deseo
Limitado en el tiempo Puede durar horas
Provoca pérdida de energía Incrementa la energía
Se hace rutinario Es un ritual siempre renovador

El masaje tántrico tiene tradicionalmente una función muy concreta: permitir que la energía Kundalini ascienda desde los chakras inferiores hacia los superiores; de esa manera se hace posible la expansión y ascensión de todos los planos del ser humano: corporal, espiritual, psíquico y energético.  

Bloqueos sexuales:

Es algo que de manera física o emocional impide hacer el amor y es signo de que algo anda mal. El bloqueo sexual puede afectar en diversos niveles: falta de deseo o de erección suficiente, repugnancia o asco hacia el sexo, tener dolor durante las relaciones, tener dificultad para eyacular y alcanzar el placer etc.

No es que el cuerpo no pueda hacer el amor porque no le gusta, sino porque no puede. Se trata por ello de una fuerte advertencia.  

Puntos que pueden causar un bloqueo sexual:

  • Causas físicas.
    Una infección por hongos, drogas, infecciones por transmisión sexual, estrés, padecimiento de un problema hormonal, diabetes, etc..
  • Miedo.
    El miedo a no dar lo suficiente en la relación, o no dar un excelente rendimiento, miedo a no tener una erección o no tener un orgasmo, etc. Y el miedo a la sexualidad. El miedo es el enemigo numero uno del deseo y el placer
  • El recuerdo del dolor.
    Muchas han tenido relaciones sexuales dolorosas, y miedo a volver a sentir el dolor a la penetración, sobre todo de ser abusadas sexualmente.
  • Emocionales.
    Si alguien no se siente del todo amado, querido o aceptado, si se siente usado como un objeto, su cuerpo puede rechazar la penetración al punto de cerrarse de manera inmediata.
  • Influencia del entorno.
    Hay quienes sufren de bloqueos sexuales porque fueron reprimidos durante su infancia respecto a tocarse sus genitales o tener interacción con el sexo contrario.
  • Accidentes:
    Algunas personas han sufrido hechos traumáticos. Abuso sexual, la muerte de un ser querido y el duelo que genera, puede provocar tener menos deseo sexual.
 
 
Además del Taller, también realizamos sesiones de Masaje Tántrico individuales con fines terapéuticos.