El Institut

 

Me llamo Marc y soy filósofo y escritor; pero, ante todo, soy un “buscador”. Es decir: una persona que busca el porqué y el para qué de las cosas. En este sentido y como todos, un buscador de la felicidad y de la salud; pero como filósofo, también del sentido de la vida y, en su defecto, de la falta de salud (del motivo de las enfermedades).

 

Y es que muchas veces, la vida puede ser muy dura. Llena de dificultades y penalidades, a menudo manifestadas en enfermedades, malestares y dolencias varias, ya sean físicas, ya que afectan al estado anímico. Y es algo que sé muy bien, por haberlo sufrido en primera persona durante largo tiempo.

 

Desde pequeño he sufrido todo tipo de somatizaciones, expresadas a veces mediante alergias y otras manifestaciones cutáneas y/o físicas, pero también con depresión, ansiedad y sentimiento de vacío, soledad e incomprensión. Y de todo lo acontecido, lo peor fue, precisamente, la sensación y el sentimiento de “no saber”; y esto, tanto respecto de lo que me ocurría, como sobre cómo remediarlo. La “falta de sentido” que tenía lo que me sucedía.

 

Con el tiempo aprendí que todo lo que me sucedía, tenía su origen en mí. En mi interior. Y todo, de un modo u otro, estaba relacionado con mis emociones. Con lo que sentía y lo que hacía con lo que sentía. Cómo las emociones afectaban a mis pensamientos y éstos, a mis acciones. Hasta entender que, finalmente, todo lo que mi cuerpo manifestaba, “somatizaba”, no eran sino emociones mal enfocadas y mal gestionadas. TODO. Desde un dolor de cabeza, hasta un ataque de pánico. Desde este punto de vista, empecé a hacerme responsable de lo que me sucedía.

 

Dejé de culpar a otros y de buscar las causas en el exterior, para tomar las riendas de mi cuerpo, mi mente y mis emociones. Para buscar la coherencia entre todo ello, que es lo que reporta al fin y al cabo la salud. Y, con ella, la felicidad. “Si yo me he generado esta enfermedad, por el motivo que sea, también tengo el poder y la capacidad de curarme y vivir de otro modo, si es lo que realmente quiero”, concluí. Y así fue.

 
 

Y este es, en definitiva, el motivo por el cual creamos el Institut de Salut Holística: para ayudar a todas aquellas personas “perdidas” o que “buscan”, que sufren y que no han encontrado “el sentido” de lo que les pasa, orientándolas y dándoles un enfoque holístico de su malestar y/o dolencia para que, haciéndose responsables de su vida, puedan no solo sanar el síntoma, sino la raíz de dicho síntoma para evitar que vuelva a aparecer en el futuro.

 

De este modo, en el Institut de Salut Holística hacemos una apuesta por la salud y la libertad. Pero, sobre todo, por la responsabilidad. La responsabilidad de estar sanos y ser libres, también de nosotros mismos, de nuestros miedos y limitaciones, que son los que en última instancia nos impiden llevar una vida plena, feliz y con salud. Pues únicamente siendo conscientes de qué nos ocurre, por qué nos ocurre lo que nos ocurre y entendiendo para qué nos ocurre, podremos conseguir lo que siempre hemos buscado y deseado.

 

Sed pues bienvenidos al interior de vosotros mismos.

 
 

GALERIA DE IMÁGENES   (Pulsar el icono para acceder a las imágenes)