Yas Athenea

Yas Athenea

Vídeos

TERAPIAS:

Carta Natal


 
Astróloga (Vocacional)

Psicoterapeuta (Titulada)

“Quién mira hacia fuera sueña, quién mira hacia dentro…¡DESPIERTA!”

Carl Jung

Soy Yas Athenea. Desde bien pequeña captaba muy fácilmente la energía de las personas de mi alrededor sin necesidad de interactuar con ellas. La intuición es mi timón de vida así como el fluir dentro del todo común.

Soy Astróloga desde mi temprana infancia, unos 8 años (lo llevo en la sangre de mi alma). Comencé por intuición, algo en mí me decía que “SÍ, que ahí había verdad en la relación entre la persona-animal”. Y de esta forma al ver la fecha de nacimiento fui experimentando desde la realidad, y solo desde ésta, cómo se estaban manifestando los distintos elementos primero, y después, ya fui perfilando con los diferentes Signos del Zodiaco.

Es muy diferente la base de una persona Agua (por ejemplo): vulnerable y sensible a la de una persona Tierra: seca y realista. Este hecho se me ha manifestado a lo largo de mi vida y es por ello que, como buena Capricornio, he ido adquiriendo esta realidad latente y existente desde la fiabilidad que me ha proporcionado la comprobación de todo ello, desde la realidad, como signo de tierra que soy.

Por otro lado, y de la misma forma, siempre me ha llenado mi alma el poder aportar serenidad y paz en la vida de las personas de mi alrededor, siempre desde la base del respeto de saber quién soy yo y quién es la otra persona y por lo tanto, la libertad que ello conlleva por ambas partes. Me costó el hecho de apuntarme a estudiar el título de Psicoterapeuta, pues siempre he creído y he podido comprobar que muchas de estas personas estudian para auto sanarse a ellos y ellas mismos, y por ello, su base no está del todo firme en sus vidas y durante ellas. En cambio, a mí me lo decían las personas que sin conocerme me apoyaban a sacarme el título y ejercerlo, y así es que estudié para tener esta titulación en una sociedad que te la pide, pero como siempre la BUENA BASE VIENE DESDE DENTRO DESDE EL ALMA NO DESDE FUERA.

Hay una buena frase que dice: “Quién tiene magia no necesita trucos”