Terapia Técnica Metamórfica - Primer gran centro de terapias alternativas y Medicina Holística en Barcelona. Atendemos directamente a pacientes y ofrecemos cursos de Medicina Integrativa. Visite nuestro Centro/Escuela o llame al 934 635 572 para mas información.

Qué es la Técnica Metamórfica

La Técnica Metamórfica es un momento de conexión con tu yo profundo. Te libera de emociones o energías bloqueadas, que no son tuyas, de tu pre-concepción, concepción y nacimiento – que ya estás preparado para soltar- de forma agradable y relajada.

Recordar el paso por el útero materno y el momento del nacimiento permite que superemos los miedos y bloqueos energéticos que nos impiden asumir el verdadero poder creador y transformador que da sentido y trascendencia a nuestra vida.

Al activar distintos puntos en los pies, manos y cabeza, que son puntos reflejos de la cabeza y de la columna vertebral, estamos activando la glándula pineal y pituitaria y todo el canal de la columna vertebral que es el principal canal por donde fluye nuestra energía. También, a la vez, estamos pasando por distintas dimensiones del Tiempo, pues se puede activar el recuerdo del momento del nacimiento de la vida intrauterina (todo nuestro paso por útero materno), del momento de la concepción y si fuera necesario podemos salir de la dimensión del tiempo, espacio, materia y recordar que somos energía vibrando en el universo, antes de nuestra manifestación en la materia.

El terapeuta, actúa como catalizador y se limita a despertar el potencial interior sin imponer ninguna intención. Él sabe que en la fuerza vital de su paciente esta presente toda la información y toda la energía que éste necesita para comprender y transformar. A lo largo del tratamiento, la fuerza vital va a fluir con más plenitud porque se irán eliminando los posibles bloqueos que se fueron cristalizando en el tiempo.

Para quién es adecuada esta terapia

Es adecuada para todas las personas, a cualquier edad o en cualquier estado de salud. Es una práctica sencilla porque se limita a permitir que nuestra fuerza vital trabaje por su cuenta y con su propia sabiduría innata.

Los seres humanos no somos simplemente seres sólidos, físicos y densos; esto es únicamente la estructura de una sola de las capas vibratorias, la física. Hay otras cuatro: etérica, emocional, mental y espiritual, que pueden ser comprobadas en la medida en que iniciemos nuestro camino metamórfico. La totalidad de estas cinco capas, por supuesto, se interrelacionan, ya que los nudos de estrés formados por agrupaciones de patrones negativos, transcurren o emigran de una a otra.

  • Física – supresión de determinados dolores o cambios en las condiciones de ciertas patologías o disfunciones de distintos órganos.
  • Etérica – tienen que ver con el cambio en la cronicidad de ciertas enfermedades y que ademas se notan en una mayor flexibilidad y limpieza de nuestro organismo y que son muy útiles sobre todo en emociones relacionadas con aspectos mentales.
  • Emocional – estos cambios se notan, principalmente, en los miedos, inseguridades, angustias, iras, que naturalmente nos conducen a una disfunción orgánica física que puede originar; rigidez de algunas articulaciones, parálisis de ciertos órganos (como el intestino), tos o bronquitis crónica, ulceras, etc.
  • Mental – las transformaciones se pueden observar en cambios de conducta y en las patologías de tipo mental o psicológicas.
  • Espiritual – que es aquella que nos relaciona con todo el universo, se aprecia en una mayor comprensión , mucho mas realista, de lo que es realmente el ser humano, permitiéndonos ver cada vez más los patrones repetitivos y limitadores.

Resultados

La persona que recibe la Técnica Metamórfica es la que determina, con la movilización de sus propios patrones, deshacer los nudos de estrés que lo estancan y esto puede hacerse de una forma lenta o rápida. Es con la catalización cuando se activa la consciencia y cuando nuestro cuerpo recupera su poder de autocuración y pone en marcha su proceso de regeneracion celular, la mente se serena y las emociones y sentimientos se equilibran.

La persona que recibe el tratamiento metamórfico, puede conocerse mejor a si misma y cuanto más tratamiento reciba, mejor gestionará las situaciones de su vida. Es como si el paciente se paseara por sus capas vibratorias y se diera cuenta de cómo están incrustados los patrones negativos, cómo se mantienen, cómo se sueltan y pierden su poder.

(Consultar aquí)